Cuando estás ausente, tu figura se dilata hasta
el punto de llenar el universo. Pasas al estado fluido,
que es el de los fantasmas. Cuando estás presente, tu
figura se condensa; alcanzas las concentraciones de
los metales más pesados, del iridio, del mercurio.
Muero de ese peso, cuando me cae en el corazón.
MY 

armo lo que veo

prendo lo que escucho
porto historia
 .
ráfaga múltiple torbellinado
surcado de intermitentes rayos
tamborilleos
a/temporales ?
enmarañan deseo
 .
manifiesto y declaro
oriento usanza
 .
atravieso
hiendo
abro
..
sorteo y gozo
 ..
y aún así,
en lento sigilo
ilusiono
 .
Anuncios