Tag Archive: poesía


Crujirán y rechinarán

las palabras

que despedazaré

una a una

hasta convertirlas en polvillo volátil

para que se esparzan lejos

en un lugar inalcanzable

del que no puedan regresar

.

Confiada,

pero novicia al fin,

en la eficacia de este ritual de sosiego

que tengo planeado realizar

durante el bailoteo en la honda zanja

que engendrará tu ausencia

Anuncios

Desmontando su escenario

Tuvo la evidencia

De estar habitada por algunos seres hoscos

Desde el ombligo hacia abajo

Y hacia arriba también

Conviviendo ellos entre  finos cristales multicolores

 

danzando en ese continente

en continuo escozor

Comprendió algo más de su estado querellante

 

le dio algo de rabia

y algo de compasión

y se rompió

 

desde el ombligo hacia abajo

y hacia arriba también

 

 

Si quieres torbellino huracanado Gabriel
búscame como misión
para caer en la embriaguez de tu oboe
que podamos rodar en fiebre flamenca
danzar en tienda de beduinos
ver cómo despuntan soles y lunas
y aguardar con intensidad volcánica
aún de a pasos cortos
la lluvia de las Bootidas

Notas aglutinadas

apelmazadas

se amotinan lejos

 

quedan unas pocas

bellas

valientes

bombeando tenaces

 

alientan

para que algún ritmo,

el que sea,

mane

 

preciso un poco de música

para reunir  tanta congoja

desparramada

y fundirla

 

acércate, viento

 

 

apenas un leve tintineo

las va intimidando

y dóciles se bruñen

para no lastimar más

 

como recién gestada

soberana

descorro el entramado de velos

una polifonía embriagadora

acompasada por su sonata batiente

resuena a cada paso

 

tal vez

simiente de sospechados advenimientos pródigos

.

 

cobijada y mecida

a tu amparo

me siento plácida

 

firme vigoroso  protector

deleita que me entregues al día

 

hueles  a turquesas verdes y azulinos

a tierra suelta

a crujientes ramitas

me enfundas sumerges  emborrachas

de pinos coihues lavandas curry y melisa

me dejas ver mis transparencias

y aromada

me sosiegas

 

Me pregunto ¿cuándo vendrá?

sería  fantástico

que descorchásemos

juntos

la vida

y viese

qué cielo me baña

.

me amansas

me colmas

me acallas

susurras y danzas

 

envuelves y embriagas

 

entre tus voces cosquilleantes

navego ondulante

 

macero los jugos

que un día

tal vez

ofrende

para gozar

.

 

Lejos bien lejos

inmersa en turquesas y azules intensos

entre chispas cristalinas

y frescas sombras

de bosques mansos

entregadas mi alma y yo

al deleite de sentir

florecidos los poros

por donde jueguetean esencias

que acunan

mis  sueños

 

Lejos bien lejos

me voy acercando

 

 

 

.

 

Bengalitas en cada poro

platean las turmalinas de los ojos

se alborotan las mechas

 

Al son de tambores, claves y maracas danzan tibias partículas

que revolotean  entre ondas y elipses

y cosquillean bajo el febril vestidito plisado

 

la sangre ríe franca

 

se encienden ecos lejanos de mar gallardo

se enredan miradas efervescentes

se imantan sus iris

y una explosión irrefrenable la sucede

 

Estamos de fiesta

en el hueco del torbellino

 

Sabe rico

 

 

.

.

 

La noche como falda holgada

arrastrada sobre menudo talle

ronda su agobio y pesadumbre

por quebradas sendas nebulosas

 

Somnolencia profunda y prolongada

 

Imposible eslabonar tan pantanoso recorrido

en fatigosa confusión

 

No hay figura conocida

solo sombras díscolas indóciles

 

Indescifrables

 

Y surge de las tinieblas

como altiva Reina Madre

el encandilante brillo de una mañana

desfachatadamente  límpida

 

Súbdita forzada a rendirme  a su merced

machaco a tientas una nuez

para animarme con su crujir

a peregrinar florida

portando con disimulo

este horrible cimbrón

 

.

 

Bruja hechicera

resguárdame en burbuja destellante

para que me arremoline la corriente

lejos de algarabía barata

 

Quiero tumbarme arrumada

en exquisito nido cristalino

a reposar mi efervescencia

y deleitar en soledad

 

 


Esta lluvia que parece infinita
me humedece tanto el alma
que condensa mi tristeza 
volviéndola más espesa aún
 
Acompaña ese incesante repiqueteo
haciéndole contrapunto
el crujir de caparazones de caracoles
que se quiebran inadvertidamente
zambullidos bajo las suelas de mis zapatos
 
Ni siquiera me tienta llorar
.
 

.

 

Me fichas

Me mapeas

Me documentas

Me perforas

Me rubricas

Me sellas

Me certificas

Me apergaminas

Y me archivas

 

Él

Me escoge con dedicación

Me macera

Me perfuma

Me rocía

Me enciende con su llama

Me guisa

Me olfatea

Me hinca

Me saborea

Me baña con sus fluidos

Y me consume mansamente

 

Escojo cocinada

 

Así de simple

 

.

.

 

Invernales lianas de ampelopsis

trepan con sus húmedas ventosas

desde mis plantas hasta alcanzarme las pestañas

 

Amedrentada aguardo un intenso aguacero

que arrase a sacudones estas opresoras adherencias

 

Que se trame

con los jirones de látigos despegados

un mullido columpio

donde podamos sestear

esta pegoteada melancolía mañanera

y yo

 

 

.

Amaneció viento huracanado

Arrasador grito agónico

 

No me gustas

 

Desde los cabellos me arremolinas

hasta contagiar todos mis fluidos

que corren torrentosos descontrolados

inquietantes

atormentando

atropellando ideas

 

No me gustas

 

Me descarrilas inmiscuido en todo recoveco

Enchastras en marea de lo inútil

 

Por eso y porque me dejas en ruina quieta

solo por irrumpir el ocio de mis días

no te quiero

 

.

No quisiera que mi cáscara se engrose

al punto de terminar en armadura

o piedra articulada

 

Quisiera sí permeabilizarla

un

poco

 

que tu cálamo pueda irrumpirme

que desgarre e inscriba en mis entrañas

amorosas travesías

 

Y que por la hendidura de tu intrusión

Suelten a volar todos los grillos asfixiados que me habitan

 

 

Al atardecer

no siempre

todavía te apareces

 

Trepas hasta mi cuello

te anillas y te desperezas con crueldad

juegas a sofocarme hasta el límite

 

Me traes provocadora su callado dolor

Imponiéndomelo

 

Como verdugo pervertido

no quieres entender

que su dolor no me pertenece

Que necesita sosiego

y yo preciso olvidar

 

Febril  y estremecida

pregunté si el retorno como la nada

era una ¿construcción? de lo imposible

puramente ficcional

 

Entre el doliente trance y fútiles tribulaciones

desgarré valiente esas ansias impostoras

recogí  escenografía

y me aparté

 

No hubo retorno

 

Fue cuando la nada se hizo presente

 

Y aún así

trozada en gajos

siento el fluido pedregoso

que circula incansable por los mismos corredores

que hace un tiempo borroso e impreciso

y sin desgajar

 manaban inadvertidos,

baratos cristales pulidos

 

Y aún así quebrada

fértil

 

.

Una de estas noches despejada y fría

.

saldré a buscar una gota de rocío

.

para darle un último enjuague a esta pena

.

que parece infinita

.

 

               

 

Animada arrumada rebosada

Tengo el alma encendida

 

No busco no intento no escarbo no muerdo no temo

no necesito razón

Tengo el alma encendida

 

Fluyo irreflexiva irreverente irrestricta

desfachatada impertinente vivificada

Tengo el alma encendida

 

Solitaria

bañada  de noche  y brisa

Pululada por mis hebras en jolgorio

disfruto este recreo y festival interior

mientras mis brazos bailan acompasados

porque tengo el alma encendida

 

Point

Nos encontramos en un punto

nos dimos cuerda

nos enredamos

nos destripamos

y gelatinosos nos separamos

Hoy te castigo

No seré

olvido

Quiero un cuenco sin fondo donde llorar

No te interpongas ni interrumpas

Deja que las amargas corran veloces

Que rueden atropelladamente

y la lengua las palpe como densos cristales

 

Que golpeen musicalizando mi pena

Quiero ensordecer en ese chisporroteo

salvaje primitivo y desdichado

 

Que se agriete el cuenco

Que un charco vaya creciendo

Que cubra mi cintura como faldón de infortunio

Que mi desconsuelo flote triste en el agua

 

Que luego de un tiempo

rendida cansada a punto de evaporar

pueda colgar mi pesadez húmeda con dos broches

y mecida al compas del viento

pueda volver a confiar

 

Ni fiesta ni siquiera infierno

Entre príncipes de hule

Torpes hadas embusteras

brujas y brujos ineptos

patéticas damiselas de rostros y senos plastificados

héroes de historieta siniestros

reyes infestos

diablos con tridente de arcilla

 

Van sujetos a traslucidas hilachas

con bonetes de cascabeles desafinados

vomitando baratos licores

 

Faltos de prestancia hasta para lucir miserias

sus pústulas supuran

y están narcotizados para el Olvido

 

Nada de esto nos pertenece

Aún podemos partir al  Valle de los Recuerdos

a reconfortarnos de sonidos y aromas propios

a escalar sin cuerdas impulsados solo por misteriosas fuerzas interiores

embebiéndonos en las imágenes que forjaron tu huella y la mía

y sumergidos  reconocernos en nuestras propias mieles

 

Rondaremos en la belleza de las sombras

flotaremos sobre espumosas nubes

y nos nutriremos de hierbas viento sol y luna

 

Yo invito

 

.

Inseminadas por libélulas

Germinadas entre algodones

Musguito en ladrillos húmedos

Repelente piedra caliente

Fogonazo lanzado por candentes pupilas

Tibio aleteo

Mármol serpenteante

Sanguinolenta gota

Perlita rubí y amatista

Rocío y licor

¡Oigan! Sí, a ustedes,

¿qué excusa tienen para estar hoy tan esquivas?

.

Forcejeo previo

Me odias y repeles

porque duelo

mapeo en crudo

decoloro

desnudo

escarbo pústulas

hiero mentiras por verdades

 

Te resistes

te cubres de armaduras

te niegas a escuchar

bifurcas los senderos

porque duelo

 

Atajas ultrajas mansillas impugnas replicas desmientes refutas

 

Te cansas

 

Te ríes

 

Y me quieres

 

Te moldearon

con ovillos de gruesas sogas enceradas

embebidas en somníferos

 

Tempestades furiosas

de irregulares cuchillas cristalinas

te atravesaron el cuerpo

convirtiéndolo en harapos

despedazando tu cadencioso corazón

al son de horrendos estruendos

 

Los fragmentos minuciosamente esparcidos

continúan batiendo socarrones dentro de tu no ser

 

Adormecido gesticulas cual espectro

y juegas aún hoy

creyéndote vital

a ser un hombre

 

Así

 

Como ave voraz

Como flor encendida

Como noche estrellada

Como pan de horno a leña

 

Así te espero

Cuerpo presente

Acércate despacio

 

Todas las razones

que precises

pídeselas

a mi cuerpo

 

No habrá quien

me exprese

mejor

que

él

 

Puedes

si quieres

olfatearme

sin justificativo

 

Desmoldarte y  sentir

cómo

te recibe

 

No necesitas

anunciarte

 

Iris de platino

Garras que rastrillan

Cuerpo craquelado

 

Se arquea

en charco de lodo purpúreo

Para fundirse e irradiar destellos relampagueantes

 

Podrá alguna desprevenida

mirarte embelezada

 

Pero sólo yo sé de qué se trata

 

Lloro e insulto

tu costra lastimada

como asfalto quebrado

azabache indecoroso

 

Grietas que descubren

evasiones abandonos ausencias manchas

emanan grasientos vahos

 

Huele a chamuscado

 

Cuélate por las fisuras

lanza humilla maldice hiere escupe atropella

despeja barre desenreda

 

Luego arroja un rugido

de escandalosa bravura

hasta que tu bestial bramido y tu daga

me alcancen

 

Hazlo por favor

 

Casi un milagro

Despierto mecida por la brisa

 

Bajo mis pies

tendido un sendero de algodones

sobre el que chispean pétalos de gypsophilas

para fundirse en tanta blancura encandilante

 

Dejo correr sobre mi cuerpo desnudo

delicados fluidos regocijantes

 

Un aroma a melisa y jengibre

me anima a acordar con el día

una jornada desahogada

 

Plena y fortalecida

intuyo que hoy

puedo