Category: poems


“… y el agua canta y nacen paraísos.”

Octavio Paz

lo que me gusta

es danzar entre tus pliegues y fundirme

como despegándome de mí

.

lo que me gusta

es que me instigues a gravitar

y a fundar mil estrellas invisibles

.

lo que me gusta

es flotar y

que la corriente acompañe la danza

meciendo los sentidos

.

lo que me gusta

es soñar

el paraíso microcósmico cálido y salado

.

entre sudores aliento y lágrimas

entre algas pulpos y  chipirones

ni en trayecto elíptico, ni parabólico ni hiperbólico

tampoco electrovalente ni covalente

solo

musicalmente

incatalogable

tu esencia es más importuna que mi sombra

aún sin soles ni lunas se pavonea con asiduidad

pero más en los éceres,

-amaneceres atardeceres-

Si me encuentra fuerte la ignoro

le río la celo la encierro y soplo la pelusa

Si me advierte timorata -que me sale lindo- y floja

destila su inmensidad fogosa

magnetiza,  da brincos

cierra el paso

se zambulle en el café de la mañana

y corroe mis sentidos

 

“Es uno de los símbolos que al hombre
Da el hado o el azar para que un día
De exaltación gloriosa o de agonía
Pueda escribir su verdadero nombre.

Jorge Luis B.

Te debo una canción que hable

de magnetismo, seducción y plácidos goces.

Te debo un lenguaje diferente, hondo

el pecho abierto, colmado.

Te debo el recorrido sutil y vaporoso de ese mensaje

tan necesario entonces

que se hundió en mi herida para bañarla de cobijo.

Te debo el placer de algunas lágrimas

pero sobre todo te debo dos mágicos instantes;

cuando me descubriste sostenida en el fondo de tus ojos claros

(relajo fugaz, involuntario y franco)

y la contemplación íntima

de la germinación de aquel disco de bruñida plata

Entraste con tu sublime abrigo de higos

y tu capa de acaramelados hilos de cucurbita

ofreciéndome de beber tus mieles

Reímos mucho,

y emborrachados inventamos lenguas, signos y runrunes

en excepcional regocijo

Y te aferraste a mis hombros y tobillos

para que la corriente no te arrastrase

Querías recalar con auditorio

y me invitaste a danzar a las multitudes

para que embelesáramos a la concurrencia

Al fondear en mi morada

entremetiste tu labia en colosales ollas humeantes

de pócimas, pucheros y jaleas

Rodamos en ajetreos espasmódicos

mientras se agriaban las confituras

Tu manto fue derritiéndose con el correr de las estaciones

arrastrando tu hilachosa capa

que hoy es sólo un charco corroido

al que de tanto en tanto relojeo

aguardando su evaporación

la ñata contra el vidrio

hay que escoger

debe ser hoy

la propuesta es variada

La Ideal

muy cara, no me alcanza

la desecho de inmediato

más allá La Social

esa me aprieta mucho

no durará, no la puedo portar por mucho tiempo

La Esperada

ya la tuve,

no voy a repetir

La Trucha

me da fatiga y resulta insostenible.

Indecisa

entro a revolver

y entre baratijas

y objetos varios

una simple Pala

frío metal fina madera

esa se llama La Propia

Me voy con ella

a palear

hundirme

bucear

y reflotar

Comprometida

me someto al desgarro

a llagar

para asomar

Ni representación

ni estampa

un intrépido ademán de despuntar

a La Propia

Crujirán y rechinarán

las palabras

que despedazaré

una a una

hasta convertirlas en polvillo volátil

para que se esparzan lejos

en un lugar inalcanzable

del que no puedan regresar

.

Confiada,

pero novicia al fin,

en la eficacia de este ritual de sosiego

que tengo planeado realizar

durante el bailoteo en la honda zanja

que engendrará tu ausencia

Té con leche

te destapo

Té con limón

te descubro

Té con miel

te estrujo

Té con canela

te tiento

Té con menta

te hipnotizo

Té de melisa

te beso

Té de jazmín

te zambullo

Té de rosas

te exploro

Té Rojo

te empapo

Té de Ceylan

te embeleso

Té Oolong

te confundo

Té Rooibos

te engolosino

Té Ginseng

te prendo

Té Lapsang Souchong

te deleito

Té Chai

te distraigo

Té Blanco

te descuido

Té de manzanilla

te infusiono

Té de Laurel

te alejo

Té de yuyos

te olvido

 

Me lo dijeron las ranas

después del diluvio

y me sumergí en lustradas láminas esmeralda

en busca de cobijo.

Como soberana engreída

apantallada por el poderoso

ondular del follaje

en sintonía con la brisa

seguí rumiando sus ecos.

En ese útero tibio

permanezco aún quieta.

El pecho apretado

la mandíbula sellada.

Entumecida.

Y quedo ahí

así

mientras un humo denso

comienza a encapsularme

impermeabilizando mis sentidos.

Hoy entre esto y aquello

no puedo más que permanecer en la Y

Desde allí observo como ondulan esto y aquello

en quietud

intranquila

melancolizo

A veces esto es aquello

A veces se alejan ambos considerablemente

Los pierdo de vista

se empañan

se licuan

En la horqueta de la Y

quedo suspendida

buscando algún horizonte

aparente

sensible

geométrico

u óptico.

Ninguno logra confortarme.

Si me bajara

el peso de tanto equipaje adosado

me ahogaría.

y entre esto y aquello

no puedo resolver

de qué podría prescindir,

para siempre.

.

Dicho esto y aquello

concluyo que esta horqueta

terminará por estrangularme

y que debería hurgar alguna opción

 

 

Desmontando su escenario

Tuvo la evidencia

De estar habitada por algunos seres hoscos

Desde el ombligo hacia abajo

Y hacia arriba también

Conviviendo ellos entre  finos cristales multicolores

 

danzando en ese continente

en continuo escozor

Comprendió algo más de su estado querellante

 

le dio algo de rabia

y algo de compasión

y se rompió

 

desde el ombligo hacia abajo

y hacia arriba también

 

 

 

primero el puntazo

 

no fue sencillo

hubieron de ser varios más

sobre la exacta zona en cuestión

presionando y aspirando

 

principio de depresión

depósito donde se forja vacío

 

el sistema impreso histórico

se destartaló

la temperatura elevada

desgastó la punta del desoldador

 

Bastaría una lluvia de energía

para fraguar

 

esto fue hace tiempo

y aún cada mañana despierto  con flojera

 

cierto que esta vez

en soledad no será posible

 

advertencia: ahórrese la receta

 

 

me chupó el ombligo

caída en picada

con el aire embuchado en aorta

lo demás

hielo

 

pasa seca

adosada en cáscara de avellana

sin pestañas siquiera

oyendo el grito ardiente

del musgo derrotado

ni dio para tiritar

ya estaba encallada

 

Giro en ayeres sin duelo

zigzags entre el fui y estuve

y mis mechas se imantan en este mareo

para ser solo sombra en hilachas

 

Entre tantos yerros

mogollones y tironeos

sueño que suelto el caballito

bajo unos instantes

y hago pie

 

en circularidad

se vuelve al punto de partida

no hay salida

no hay distingo entre llegada y partida

hilar i dad sinfín

busco abrir el círculo

y por grieta surco

salir entrar hacer caminos

entreabrir pispear

abrir de par en par

mariposear

hacer que estallen los latidos

temblar la piel toda

brillar los poros

gata bengala pirómana sin cargo

culpógena felina

 

 

Rescatarte

incendiar tu guarida

y llegada la oscuridad

recorrerte a ciegas

goteándote espinas

.

te difuminas y ocultas
entre velos escurridizos
mágicos reflejos
y misteriosa bruma
como esta luna llena que no se deja ver
¿qué de tus irrupciones y piruetas?
¿qué de tus succiones estruendos y estallidos?
¿qué de tu implantación certera?
Emergen nocturnas alucinaciones cordilleranas
y tornasolo en llamas sin el ácido que me purpuree
y me bermejee hondo
hasta lograrme rubí

 


Cuando estás ausente, tu figura se dilata hasta
el punto de llenar el universo. Pasas al estado fluido,
que es el de los fantasmas. Cuando estás presente, tu
figura se condensa; alcanzas las concentraciones de
los metales más pesados, del iridio, del mercurio.
Muero de ese peso, cuando me cae en el corazón.
MY 

armo lo que veo

prendo lo que escucho
porto historia
 .
ráfaga múltiple torbellinado
surcado de intermitentes rayos
tamborilleos
a/temporales ?
enmarañan deseo
 .
manifiesto y declaro
oriento usanza
 .
atravieso
hiendo
abro
..
sorteo y gozo
 ..
y aún así,
en lento sigilo
ilusiono
 .
Si quieres torbellino huracanado Gabriel
búscame como misión
para caer en la embriaguez de tu oboe
que podamos rodar en fiebre flamenca
danzar en tienda de beduinos
ver cómo despuntan soles y lunas
y aguardar con intensidad volcánica
aún de a pasos cortos
la lluvia de las Bootidas

barajar y dar de nuevo

reparto

.

te tocan

lento alimento fuego

.

juego con

vuelo placer alegría

.

veremos si puedes veremos

.

si empardas,

levaremos anclas

.

plátano a medio cocer

fruto maduro

o agua de coco ?

.