por el color de tu piel

 

por las chispas y lenguas de plata

que te habitan

 

por tu oscuridad

rebosante de luminiscencia

 

por tu silencio

en estado puro

 

te vuelves patria raíz y nido

y yo fruta, súbdita y paisaje

Anuncios