Tag Archive: fiesta



Sueñas

con la noche

para soplar pungi

y guiarme a tu fiesta

Sueñas impaciente

filtrarme bien hondo al son de duduks

para inscribir con tu néctar

la ceremonia tribal

Serán las perlas que sepamos cultivar

las que horaden

intrusivas

gozosas

el profundo tintero

Será sorpresa anunciada

habrá suelta de grillos

convite

baile

viaje

RSVP

Anuncios

 

Bengalitas en cada poro

platean las turmalinas de los ojos

se alborotan las mechas

 

Al son de tambores, claves y maracas danzan tibias partículas

que revolotean  entre ondas y elipses

y cosquillean bajo el febril vestidito plisado

 

la sangre ríe franca

 

se encienden ecos lejanos de mar gallardo

se enredan miradas efervescentes

se imantan sus iris

y una explosión irrefrenable la sucede

 

Estamos de fiesta

en el hueco del torbellino

 

Sabe rico

 

 

.

Ni fiesta ni siquiera infierno

Entre príncipes de hule

Torpes hadas embusteras

brujas y brujos ineptos

patéticas damiselas de rostros y senos plastificados

héroes de historieta siniestros

reyes infestos

diablos con tridente de arcilla

 

Van sujetos a traslucidas hilachas

con bonetes de cascabeles desafinados

vomitando baratos licores

 

Faltos de prestancia hasta para lucir miserias

sus pústulas supuran

y están narcotizados para el Olvido

 

Nada de esto nos pertenece

Aún podemos partir al  Valle de los Recuerdos

a reconfortarnos de sonidos y aromas propios

a escalar sin cuerdas impulsados solo por misteriosas fuerzas interiores

embebiéndonos en las imágenes que forjaron tu huella y la mía

y sumergidos  reconocernos en nuestras propias mieles

 

Rondaremos en la belleza de las sombras

flotaremos sobre espumosas nubes

y nos nutriremos de hierbas viento sol y luna

 

Yo invito

 

Ausencia

Sentí cómo me alcanzaba la sorpresa

 

Goteo interminable de minutos vacíos

Irrumpido sólo por espesos vapores de palabras que

un día fueron fiesta

 

Te adiviné páramo con molinos debilitados

Que ni el viento logra despabilar

 

Si la flaqueza llegara a oprimirte hasta estallar

resolví no estar