Archive for septiembre, 2012


.

 

Aunque estallen las coronitas de novia

chorreen racimos de glicina

azaleas y hortensias celebren sus henchidos brotes

y amapolas fresias y azahares aleteen melodiosas,

 

aunque lapachos desplieguen sus mantos rosados

las noches sean plácidas y destellantes

y todo se transforme en maravilloso espectáculo

aromado a cielo límpido abierto,

 

si en esta primavera

mi alma no llegara a aremolinarse

seguirá siendo invierno

 

.

 

Trabajo mis grietas

mis zonas oscuras

mis berrinches

mis dolores

 

Trabajas tu pasado neblinoso

tus miedos

tus penas

tus rencores

 

Despedacemos amarras a mordiscones

que sus filamentos naveguen en el viento

 

Esta noche es el convite

soplaremos esas plumitas hasta quedarnos sin aire

hasta poder levitar confundiéndonos en ellas

 

Seremos bello plumaje de dos libres alas

 

.

 

Cuando llegue la noche

y todo huela a silencio

vagaré con la luna

en busca de tu huella

 

bañada en rocío  me dejaré envolver por mi sombra

 

Susurraré canciones

de melodías remotas

para atraer tu noble rastro perdido

 

Cuando llegue la noche

despejaré cenizas vestigios polvillos mantillo

abriré surcos en los setos

husmeando la pista hacia tu inmensa estepa

para acuñarte mi esencia

con el néctar extraído de tu boca, tintero cristalino repleto de perlas

 

 

 

 

Noche anémica

el segundero menea su profusa apatía

 

escandalosamente inapetente

digo que no más

 

y estaré bien quieta hasta que amaine

 

 

 

.

 

Bengalitas en cada poro

platean las turmalinas de los ojos

se alborotan las mechas

 

Al son de tambores, claves y maracas danzan tibias partículas

que revolotean  entre ondas y elipses

y cosquillean bajo el febril vestidito plisado

 

la sangre ríe franca

 

se encienden ecos lejanos de mar gallardo

se enredan miradas efervescentes

se imantan sus iris

y una explosión irrefrenable la sucede

 

Estamos de fiesta

en el hueco del torbellino

 

Sabe rico

 

 

.

 

Quiero escribir algo chiquito

como pintar un destello

así

chiquito

que  palpite suspendido en el viento

 

Que se disuelva en tu boca

como lámina de chocolate

que te arrume en insomnio

que se asome en peligro

que brume balsámico

que te erice de gozo

que burbujee

 

Cuando logre

encontrarlo

recibirás

entre

un ramito

de

hierbas

un

delicioso

mensaje

chiquito

 

 

.

Ni blanca ni cristalina

Apenas delicado disimulo oculto en luminosos matices grises

 

Ausencia

esfumada y fantasmal

de vuelo bajo, denso y sombrío

más gélido que neutro

aún presente

 

Labios palmas y plantas de carbonilla

difuminaron palabras, caricias y huella

en tonos acromáticos de tal  levedad

que hasta el roce de  un pompón de algodón podrían borrar

 

y sin embargo

 

 

 

Emerjo de una marea vandálica

Escandalosamente barrosa

 

Mugre bártulos ropaje y animales revoleados barridos en la costa

por este río marrón enfurecido

en lucha despiadada con viento del sudeste

 

Implacable

como mi rabia que chapalea en mantillo pantanoso

Exaspera de impotencia

 

Si tan solo supiesen de su amenaza e impudicia

Si vieran sus estragos

 

Cuando su furia se calla

y se calma mi ira

el corazón se oprime

imaginándonos a todos

trastos a su arbitrio

 

 

 

.

 

La noche como falda holgada

arrastrada sobre menudo talle

ronda su agobio y pesadumbre

por quebradas sendas nebulosas

 

Somnolencia profunda y prolongada

 

Imposible eslabonar tan pantanoso recorrido

en fatigosa confusión

 

No hay figura conocida

solo sombras díscolas indóciles

 

Indescifrables

 

Y surge de las tinieblas

como altiva Reina Madre

el encandilante brillo de una mañana

desfachatadamente  límpida

 

Súbdita forzada a rendirme  a su merced

machaco a tientas una nuez

para animarme con su crujir

a peregrinar florida

portando con disimulo

este horrible cimbrón

 

.

 

Bruja hechicera

resguárdame en burbuja destellante

para que me arremoline la corriente

lejos de algarabía barata

 

Quiero tumbarme arrumada

en exquisito nido cristalino

a reposar mi efervescencia

y deleitar en soledad

 

 

 

Y la vida va

ahogándose  en ausencias

que la memoria no quiere perder

 

Registros indelebles

que arden o  apaciguan

 

y estoy triste otra vez

basculante siempre

 

Especiaré congoja en jengibre y cardamomo

Hilvanaré un vestido con lágrimas acuareladas

Sostendré  este agobio sin tu regazo

desesperadamente

 

 

.

 

El tren repleto de soledades nocturnas

Un asiendo solitario a tu lado

decido acompañarte

 

Dormís acunado por tu hedor mugroso de incierta data

Harapiento de azabache raído

como tu roto corazón que chorrea gastado alquitrán

al ritmo de murmullos incoherentes

 

Almas pusilánimes que aunque  cansadas

te huyen despavoridas

porque te temen

pero no logran herirte

porque de eso, ya tienes de sobra

 

No les sos indiferente

Eres registro del terror de ser

los llenas de inseguridades y vacilaciones

 

Hablarán de tí

Dejarás huella

Aunque solo sea en la noche de hoy

 

Tus huesos y alma aún molidos

sonríen ensueño

 

 

 

 

.

.

 

No hay peor castigo

para esta malherida vagabunda perdida

que ya no haya Fieras

 

Retumbarán los aullidos que entonces la imantaban

rebotando  en el vacío para regresar en llamaradas voraces

calcinando su costra

 

Sepultará su olfato entrenado y su rabia doliente

 

La verás sonriendo lastimosa y contrariada

hablándole al viento

 

 

.


Esta lluvia que parece infinita
me humedece tanto el alma
que condensa mi tristeza 
volviéndola más espesa aún
 
Acompaña ese incesante repiqueteo
haciéndole contrapunto
el crujir de caparazones de caracoles
que se quiebran inadvertidamente
zambullidos bajo las suelas de mis zapatos
 
Ni siquiera me tienta llorar
.
 

.

 

Me fichas

Me mapeas

Me documentas

Me perforas

Me rubricas

Me sellas

Me certificas

Me apergaminas

Y me archivas

 

Él

Me escoge con dedicación

Me macera

Me perfuma

Me rocía

Me enciende con su llama

Me guisa

Me olfatea

Me hinca

Me saborea

Me baña con sus fluidos

Y me consume mansamente

 

Escojo cocinada

 

Así de simple

 

.

.

 

Invernales lianas de ampelopsis

trepan con sus húmedas ventosas

desde mis plantas hasta alcanzarme las pestañas

 

Amedrentada aguardo un intenso aguacero

que arrase a sacudones estas opresoras adherencias

 

Que se trame

con los jirones de látigos despegados

un mullido columpio

donde podamos sestear

esta pegoteada melancolía mañanera

y yo

 

 

.

Amaneció viento huracanado

Arrasador grito agónico

 

No me gustas

 

Desde los cabellos me arremolinas

hasta contagiar todos mis fluidos

que corren torrentosos descontrolados

inquietantes

atormentando

atropellando ideas

 

No me gustas

 

Me descarrilas inmiscuido en todo recoveco

Enchastras en marea de lo inútil

 

Por eso y porque me dejas en ruina quieta

solo por irrumpir el ocio de mis días

no te quiero

 

.

Bestial II

.

 

Altiva fiera temerosa

tienes los colmillos afilados en extremo

y tus garras prejuzgo que rastrillan

Mi carne huele a jazmines

pero a mi piel le falta curtido

si llegaras a hincar en mi corazón te derretiría a lengüetazos

Mejor mantente a distancia

 

.