.

Chispean diamantes en la inmensidad de tu boca cristalina

y tus márgenes danzan en delicioso oleaje de perlas

coquetean con mi piel

 

tu murmullo me arruma

me convoca este paraíso

me colma

 

sucumbo en la planta arenosa y cenicienta de tus cerros

 

el aire es muy puro

 

no hay testigos

 

y nada importa más

que respirarte

.

Anuncios

Con vosY tu des…

Con vos

Y tu desmesura

Enredado aún sabiendo a ferroso

En la certeza que tu interior custodia nobles leños

 

Me consumo en un sueño

con el arrullo de la Simone  en penumbras

que corteja nuestras salvajes acrobacias

acoge el trueno escandaloso

y vela nuestras muertes

 

Con vos

 Me descubrí …

Me descubrí aromada

verbenas maderas vainillas

Balsámica me zambulliré en tu copa hasta que rebalse

 

Me beberás

esta noche de baile

 

En tus interiores

cubriéndote todas tus hendijas

Te haré cosquillas

 

Se escuchará tu risa

Inmersa me ahogaré en ella

 

Nada

Nadie

Interrumpirá

 

En mortero de alabastro oriental

machaco con furia incómodas dolencias

instaladas en profundos recovecos

 

Son refunfuñadas heridas que no quieren despegar

Ruedan apiñadas resistiéndose a ser desmenuzadas

 

Terminarán pulverizadas

Se elevarán como gasas impulsadas por el viento

Extinguidas como burbujas

 

Saneados esos espacios

Y en levedad triunfal

me despediré

 

Un alma nueva vendrá a mi encuentro

Será festiva

 

Tendrá motivos

 

 

 Me cortas fra…

Me cortas fraccionas mueles

Desgarras arrancas quiebras

Rompes desintegras desmenuzas

Segmentas ajas desaliñas despojas

 

Me atas adornas pules

Compones engalanas iluminas

Nutres cincelas labras repujas

 

Deja de vampirizarme

 

Insistes

me incitas a esquilarte y astillarte

 

Lo haré hasta el hartazgo

Seré lenta

 

Lloro e insulto

tu costra lastimada

como asfalto quebrado

azabache indecoroso

 

Grietas que descubren

evasiones abandonos ausencias manchas

emanan grasientos vahos

 

Huele a chamuscado

 

Cuélate por las fisuras

lanza humilla maldice hiere escupe atropella

despeja barre desenreda

 

Luego arroja un rugido

de escandalosa bravura

hasta que tu bestial bramido y tu daga

me alcancen

 

Hazlo por favor

 

En estas copas …

En estas copas cristalinas

sírveme razones

 

Puedo beberlas

Cual densa sangre  

Rasposa

ardiente

 

Las prejuzgo

Baratas

Deslucidas

 

Te empequeñecerán

Lo sé

 

Pero necesito beberlas

Para procurarme el coraje de poder partir

más leve

Lunes devino es…

Lunes devino estallido

De tan quedo y silencioso

Enloquecedor

 

Torpes

agujas punzantes

en zigzag

comienzan a conducirme

como autómata

 

Roncas preguntas recurrentes

Incongruentes señales

De ausencia

 

Deseo arrancarme esta piel

Toda llaga

Toda ardida

 

No encuentro guarida

Ni rumbo

Ni cobija

 

He sido herida en pleno vuelo

 

 

Pena acaparadora

Sólo ella

pudo acompañarte?

Tan tuya, tan abarcadora

Que se me excluya

dolió

ENCUENTRO

ENCUENTRO

Resuelta

lustré mis hilachas

Pulí y perfumé mis astillas con finas lavandas desgranadas

Adobé mi piel con esencias imperiales

Y la cubrí con ramilletes de aquellas sanadoras riquezas ancestrales

Engalané mis cabellos para que lucieran vaporosos

Y partí con mis lucientes tacones.

Exhalé aromas nuevos

Ensanché mi pecho y me dejé penetrar.

Convoqué y provoqué.

Tus voces tus aromas tus almas

acudieron

en cadencioso

ritmo embriagador.

En semejante ebullición

de delicados brebajes y risas

nos convertimos en lava abrasadora

candente febril llameante.

Resplandecieron azules rojos

y cuando violetas

serpenteamos en sensualidad y goce.

Al fin pude morirme

para volver a

Nacer

PRELUDIO

PRELUDIO

Yemas aceitadas

En finas almendras dulces licuadas

Recorren mis hebras desnudas

Ensayando provocadores senderos

Animándolos a arder

Son plumitas destellantes

Derritiendo la conciencia

Levemente perceptibles

Calan ensalsando las ignotas

Secretas inexploradas

Ocultas lejanas señales

En oleajes térmicos

embriagadores

No se dejan ver

Instigadoras Irresistibles

Atrayentes fascinadoras

No diré no

Ya no hay motivos

ANTIPRELUDIO

ANTIPRELUDIO

 

Yemas aceitadas

En finas almendras dulces licuadas

Recorren mis hebras desnudas

Ensayando provocadores senderos

Animándolas a arder

 

Son plumitas destellantes

Derritiendo la conciencia

 

Levemente perceptibles

Calan sazonando

Ignotos secretos

inexplorados continentes

que comienzan a exudar

libertinos

en oleajes térmicos

su embriaguez

 

Instigadoras Irresistibles

Devienen perversas

atrayentes fascinadoras endiabladas

para replegarse a decir que No

 

VAIN

VAIN

Presumido

Encriptado soslayado esquivo

Solitario rehuido

Autoritariamente desértico

Fiera anidada por fantasmas

Deliberadamente

Huérfano y desabrigado

Perseguidor del desamparo

Vanidoso Desguarecido

Solo sabes resolver con repliegos

Y te acurrucas en bramidos ahogados

Agitando palabras espectrales

O en disfrazado llorisqueo

Fúndete en el Desasosiego

Fulmínate en tus heridas

La serenidad no te será dada

Ellas, las que nunca podrás conocer,

te vaciarán

punzantemente

en prueba de reciprocidad

Será irreversible

A menos que

Te arranques de una vez por todas

Tus vísceras enfermas

Y cambies por un instante

tu mirada

No saldrás ileso

NO LLAGAS

No

llagas no

Astillas

doble crueles filos

Desprolija torre

balanceándose en

horrible desequilibrio

Ocultas siniestras ásperas malditas

se burlan conspicuas

Si apenas

se escuchara algún tintineo

que las intimidara

un poco

y me animase a limarlas

aunque me desmorone

desparrame derrita

y como recién gestada

pudiera

remoldearme

Erguida entonces

olfatearía

exhalando humeando

los más increíbles

penetrantes irresistibles aromas

que nos atrajesen

Y liberada soberana

me reclinaría a descansar

en el hueco profundo

de su embriagadora sonata batiente

a gozar de nobles caricias sanadoras

que levaran mis cabellos

en flameo triunfal

 

 

.

A las manos invisibles y soberbias que aprisionan mi garganta

hasta casi retorcerla y estrangularme

dejándome un dolor profundo y cerrado

la vista nublada

el aliento seco

y la sensación de que ya nada es

A la VACUIDAD.

A todos las marionetas alegres que vagan y se me cruzan diariamente por las calles

A todos los títeres y sus titiriteros

A los finales malvados imprevisibles

A la ignorancia

A los pajeros a secas, a los pajeros mala leche

y a los pájaros de mal agüero

y a las pajeras también

Al desamor

Al desinterés

A las preciosas ridículas

A los intelectuales soberbios

A la estafa presumida

A la mentira oscura

A las armas

A los traficantes de drogas, de órganos, de identidades

Al renunciamiento a la vida en vida

A que nadie me invite a bailar esta noche y

se pierda el vuelo de los pliegues de mi falda

mis breteles caídos

y mi espalda desnuda barnizada con miel

.