Necio se instala el cuerpo

adelantado negador

tendrá tiempo de resentirse

flaquear aflojar y desfallecer

 

le aventaja a los sentidos

turbados y sobrecogidos

 

es tiempo inevitable

de alma enternecida

por el allá y el aquí

que chilla partida y encuentro

el rugido es débil

no alcanza para reunir los retazos esparcidos

 

el cuerpo se pasea jactancioso

desatiende al candente dolor

 

se presume que pronto latigueará en sus huecos

en consternada batucada otoñal

.

Anuncios