Quieta en la orilla de la nada

reposo en hueco color viento

al límite de la asfixia

sabiendo a óxido

 

renuente

me dejo recorrer

solo

por una

pesada

lágrima

espumosa

 

 

.

Anuncios