Este bosque tupido y perverso

donde naufragan desvalidos los matices

me incita a perseguir tu color

 

Tropiezo con ilustres decadentes

descarto etiquetas florida

prescindo envasados al vacío

excluyo chapucerías enlatada

elimino aquellos sin adobo ni aderezo

de engañoso contorno de acabado mate

queda poco

 

mi piel insurrecta

huérfana envanecida y hambrienta

es impulsada sólo a alcanzar tu matiz,

el tuyo

 

Entre el zarandeo constante ensordecedor,

tu murmullo

el tuyo

 

ese único ¡claro!

el que huele a verdad

 

.

Anuncios