Encenderé

racimos de piñas

puñados de pinocha

y hojas de periódico

para que provoquen las chispas chirridos y crepitaciones

que no se anima a soltar

 

Falsas sirenas sin brazos se elevarán

al son de esas melodías estridentes

en simulacro de rituales ancestrales

que puedan neutralizar hastío y desamparo

 

Las cenizas serán esparcidas  en la niebla azul de esta mañana

 

Sólo restará esperar

Recostada en ilusión

 

 

Anuncios