Sentí cómo me alcanzaba la sorpresa

 

Goteo interminable de minutos vacíos

Irrumpido sólo por espesos vapores de palabras que

un día fueron fiesta

 

Te adiviné páramo con molinos debilitados

Que ni el viento logra despabilar

 

Si la flaqueza llegara a oprimirte hasta estallar

resolví no estar

 

 

Anuncios