Después de llevar

Tanto dolor a cuestas

Me he aliviado

 

Casi siento flotar

Aunque sea fugazmente

 

Mi boca se abrió

Mi garganta se expandió

No sin temblor

Para arrojar

Tanto ahogo

 

Me calcé el traje de

Lanzadora de llamas

sentidas

Valiente

 

Ahora

Como reposando

al salir de mar revuelto

con mareito reparador

aguardo resuelvas

esas confusiones

que son sólo tuyas

 

Arréglate

 

Ponte el traje que te quepa

 

Si vivo es para descubrir

Con qué arroparme

Para salir al ruedo

 

Si vienes,

Te pido

Que sea trajeado

De hombre

 

 

Anuncios